"La fotografía no te da sólo el árbol, sino todas y cada una de las hojas" - Lee Friedlander

martes, 20 de febrero de 2007

Intentare

Me detuve un instante para provocar su ansiedad y es que sabía no tardaría en manifestarse en su mirada expectante, esa que tantas veces me habían provocado antes y que habían logrado convencerme otras tantas de lo que ella quería. Hoy no estaba dispuesto a dejarle la iniciativa, quería que estuviese deseosa por sentir y que sintiera cada segundo de quietud como una eternidad.
Yo transpiraba como loco, a pesar del frío que hacía fuera. Mientras las gotas de sudor perlaban su espalda deslizándose de vez en vez recorriendo centímetro a centímetro de piel provocando ese brillo especial que penetra por mis pupilas directamente a mi deseo.
Reflejos de luz de luna que se cuelan a través de la ventana y que me permiten contemplar por momentos detalles que exaltan mis sentidos, materializando cada parte de su cuerpo como confirmando lo que mi boca y manos habían recorrido previamente, dándole dimensión a las formas, añadiéndole el color a la textura, suficiente para acrecentar el deseo como si esto fuese posible todavía más.
Bastaba con escucharla gemir, susurrarme al oído frases cargadas de erotismo, de deseo desbordado, suplicante de continuidad pero que en el fondo estaba disfrutando esos lapsos de quietud. La pausa misma que permitía agudizar los sentidos al máximo, extrayendo sensaciones nuevas, cosas que uno jamás piensa sentir y que ahí están, opacadas por el frenesí y que ahora se manifestaban aprovechándose de que nada las distrae.
Porque contigo es así, todo se multiplica exponencialmente, las sensaciones se disparan, las imágenes se multiplican, tu cuerpo inquieta.. tus manos seducen, tu boca provoca y al final... al final que? bueno, tal vez yo me daré cuenta que nunca tuve el control y que eso me gusto, pero créeme: seguro lo volveré a intentar.

6 comentarios:

Eclipse Lunar dijo...

Wow!!!

Y pensar que se ve tan seriecito!!!

Muy bien mi señor, éste escrito es totalmente Magnífico... me encantó...

Ojalá escriba algo como ésto más seguido :p

Le mando muchos saludos y abrazos!

Karla dijo...

Mmmmm ...

... mmmm (este "mmm" es entre un saboreo y la duda de no saber por donde comenzar)

ok! pregunta:
¿esto le paso o solo se lo imagino Señor Don Leyenda?

No se a bien, si le habia comentado antes... pero, le tengo cierto recelo a esta categoria. Le dire por que. Pareciera que ya lo vivio, siento que lo describe, no que lo imagina, entonces bueeeno me vienen mil dudas... So... quien soy para cuestionarle señor don leyenda? Nadie!

La primera parte de su texto me agrado, pero el final es hermoso... estaba dispuesto a seducir y terminaron seduciendolo, tan paulatina y acertadamente que no lo noto... quisiera insistir: ¿quien le inspira? por que me encantaria conocerle, y pedirle un par de clases... jajaja

Oiga esta re bonito! Y su texto me encanto! O sea no antoje!

Podria dejarle aquí un saludo a Chelito? Gracias, se que no se negaria... CHELITO MUUUUUUUUUUACK!! en tu boca hermosa!! ;)

Karla!

Pd. casi siempre me dejo influenciar por la niña Lu en mis comments, y esta vez no paso... ahhh sabe que? es que no estamos como situadas en el mismo espacio... ;)

Dandelion dijo...

se antoja de veras... no nos andes dando chile...

siloma dijo...

¿Nos conocemos? Ah, no creo. Pero me parece que relataste una situación ya vivida por mi, en algún momento, en algún lugar.

onlysnow dijo...

Me encantó. Pero si pareciera hielo abrasador...

Uno simples labios entreabiertos o una sólo gota de sudor, lo hubiera acompañado como broche sublime

LUANNE dijo...

MUY BELLO... ES LO UNICO Q PUEDO DECIR..